credibilidad: 3,60
posición: 7 / 197

La antropología nos enseña que el ser humano es omnívoro no por tradición si no debido a una evolución de miles de años.

En las fases más primitivas de nuestros ancestros, éramos frutícolas, condición que no hemos abandonado desde entonces, si no que hemos ido completando.

En fases posteriores pero todavía primitivas, cuando el hombre primitivo comenzó a caminar sobre sus extremidades inferiores y se hizo cazador, su cuerpo tuvo miles de años para asimilar y depender nutricionalmente de la ingesta de carne y otros alimentos de origen animal.

Tal vez en un futuro, podamos seguir evolucionando y prescindir de la carne, leche, pescado y/o cualquier otro alimento que por un motivo u otro, justificadamente o caprichosamente hayamos decidido prescindir, pero esto no va a ocurrir en un par de generaciones ni mucho menos, para ello, tal como exige la madre naturaleza, de ser posible, necesitaríamos de nuevo miles de años o algún tipo de modificación genética.

tot. a favor: 2
Regístrate y participa