credibilidad: 2,90
posición: 194 / 197

Es evidente que James Gilles está en lo cierto. Debemos estar con toda seguridad ante una falacia, un error experimental que no aparece. El principio relativista de que la velocidad de la luz es constante en cualquier sistema referencial inercial ha demostrado una exactitud de resultados cuya influencia está presente en cálculos de órbitas planetarias y/o de satélites y que podemos observar en cualquier GPS.

De este principio de constancia de la velocidad de la luz deducimos el resto de ecuaciones de la Relatividad Especial, concretamente:

m = m0 / sqrt( 1 - (v/c)²)

donde vemos que la masa de una partícula, sea ésta neutrino o cualquier otra corresponde al valor de su masa en reposo dividida por la raíz cuadrada de uno menos el cuadrado de la velocidad de la partícula dividido por la velocidad de la luz. Es decir, cuando una partícula o cuerpo cualquiera empieza a alcanzar velocidades relativistas, próximas a la de la luz, su masa se incrementa en proporción, y si llegase a la velocidad de la luz su masa sería simplemente infinita, por lo que hace falta una energía infinita para lograr que llegue a esa velocidad. Es por esa necesidad de suministrar una cantidad de energía infinita, que sencillamente, es imposible superar esa barrera.

En la imagen queda representada esta ecuación.

tot. a favor: 1
tot. contra: 1
Sin ser incorrecto el razonamiento anterior, sí es cierto que se basa en un supuesto, en una continuidad del proceso de aceleración. Actualmente este es el único método de aceleración que conocemos, o mejor dicho, tal como interpretamos la realidad ahora mismo. Sin embargo, no existe ninguna pr...  [→]
Regístrate y participa