credibilidad: 4,40
posición: 2 / 197

Una cosa está clara, tras realizar su obra, no quería que nadie fuera capaz de descifrarla, lo cual es ridículo. Siempre tenemos alguien poseedor de un misterio, de un poder, el de ver lo que ocurrirá, que nunca, nunca lo dice claramente, como si los profetas fueran poetas al mismo tiempo y grandes amantes del drama. No podía ir a un notario y dejar clara constancia de ello, simplemente no quería que nadie fuera capaz de descubrirlo, aunque para ello lo más fácil hubiera sido quemar su obra. Nuestro amigo Michel de Nostradamus, lo cifra todo para que nadie, y repito, nadie sea capaz de descifrar su obra. Sin embargo, hay quien afirma que ha logrado descifrarla, lo cual no tiene sentido, ya que Nostradamus, de ser un auténtico profeta, lo hubiera sabido y hubiera cifrado aún con mayor celo sus cuartetas.

¿Se estaba haciendo de rogar Nostradamus y en el fondo quería que alguien lo descifrara?

tot. a favor: 1
Regístrate y participa