credibilidad: 3,60
posición: 6 / 197

Hay que entender psicológicamente al personaje de Batman. Tal vez, la pregunta adecuada sería ¿es Batman un justiciero o simplemente está siguiendo una terapia?

Para ser un superhéroe estadounidense, nación donde la pena de muerte está a la orden del día, donde su propio presidente, un demócrata con un Nobel de la paz no ha dudado en ordenar la ejecución de Bin Laden, no deja de ser sorprendente que Batman evite la ajusticiamiento de los villanos. Desde luego, su homólogo El Castigador, con una ideología mucho más republicana, entiende perfectamente que un supervillano como el Joker, un auténtico representante del caos , una personificación del mal no tiene la más mínima posibilidad de reinserción en la sociedad. Este es un detalle que no escapa a la inteligencia de Batman, y su experiencia también le indica que volverá a escapar, volverá a delinquir y volverá a matar. Tal vez el egocentrismo de Batman le hace creer que no fallará la próxima vez, pero no creo que sea ese el motivo. Es posible que Batman no ejecute al Joker por una promesa realizada a si mismo, una promesa que es más importante que las vidas de las próximas víctimas del Joker. Desde luego, con esta actitud Batman demuestra que realiza sus actos para servirse a si mismo, no a la sociedad, a la que la muerte del Joker, sólo puede beneficiar.

tot. a favor: 2
Regístrate y participa