credibilidad: 4,60
posición: 1 / 197

Se puede afirmar sin ningún miedo a equivocarse que 2+2=4 y para ello nos podemos basar en la siguiente demostración.

Supongamos que tenemos 4 lápices situados sobre una mesa. Utilizamos lápices como podríamos usar peras, botones o cualquier elemento contable, con unos límites físicos bien definidos. A partir de ahora simplemente los llamaremos elementos. Si Vd. lo deséa, puede probar esto en su casa utilizando como elemento lo que más le guste o tenga a mano. Empecemos pués con la demostración:

En un principio tenemos sobre la mesa 4 elementos distribuidos así:

 IIII

Separémos un poco los elementos en dos grupos de dos, de esta manera:

 II II

A esto, II y II lo llamamos simplemente 2 y 2. A ambos podemos llamarlos 2 ya que vemos que son equivalentes e indistinguibles si permutásemos sus posiciones. No tenemos forma de distinguir un II de otro II.

Si volvemos a juntar éstos, evidentemente volvemos a tener IIII que es lo que llamamos 4. No importa las veces que hagamos esto, siempre obtendremos el mismo resultado. De hecho, una manera más clara de verlo es imaginar nuestro grupo de 4 elemenentos IIII separados mediante una línea imaginaria. Visualizamos el primer grupo de 2 elementos II muy cerca del segundo grupo de dos, pero los consideramos dos grupos diferentes. Ahora olvidemos la imaginaria línea y veámoslo como siempre ha sido, un grupo de 4 elementos IIII.

Como podemos conluir, nuestros elementos jamás han cambiado, siempre han sido lo mismo, simplemente ha cambiado la forma en que lo hemos visto, es decir II II es una interpretación y IIII es otra interpretación de lo mismo. Ambas son dos formas de ver la misma realidad, y ambas son exactamente igual, como queríamos demostrar.

tot. a favor: 3
Regístrate y participa